Hilos Pdo Faciales

(Polidioxanona)

¿Qué son los hilos pdo faciales (polidioxanona)?

Los hilos tensores se usan en intervenciones de medicina estética para rejuvenecer rostro y cuello, además que se pueden utilizar a nivel corporal con buenos resultados en abdomen. A nivel facial conseguimos tensar la piel y devolver a su sitio el tejido que se ha colgado por el paso de la edad.

Con los hilos tensores podemos tratar diferentes problemas como:

  • Levantamiento de la cola de las cejas.
  • Elevar y eliminar las arrugas de la frente y cara.
  • Evitar la flacidez y la caída de la piel del rostro y el cuello.
  • Redefinición del óvalo de la cara y el contorno mandibular
  • Dar simetría a nuestra cara si por algún motivo un lado está más descolgado que otro, nuestras cejas no son iguales, etc.
  • Modelar nariz y pómulos.

¿Cómo?

Aplicado la anestesia tópica, se comenzará a introducir en la zona unas agujas de tamaño específico para este tratamiento, que servirán de guía para los hilos de polidioxanona. Una vez retiradas las agujas, los hilos permanecerán en la zona tratada, provocando un efecto tensor, y reactivando la producción natural de colágeno.

¿Cuáles son los beneficios?

Mejora los signos de la edad, arrugas, pliegues y marcas de expresión. Este tratamiento logra que paremos el reloj, rejuvenecer nuestro rostro y todo ello unido a unos grandes beneficios en nuestra piel como la producción natural de elastina o colágeno.

Pueden ser aplicados en muchas zonas, desde las pequeñas arrugas, hasta los pómulos o cuello. Al tratarse de un material biocompatible, el tratamiento puede realizarse en la mayoría de las zonas en las que más se acentúa el paso del tiempo sin peligro de sufrir algún tipo de reacción alérgica.

Los hilos comienzan a actuar inmediatamente, y a medida que el cuerpo los va reabsorbiendo, la piel va mostrando un aspecto más natural a medida que pasa el tiempo, además logra que los efectos se prolonguen en el tiempo, siendo habitual un nuevo tratamiento con hilos tensores en la mayoría de los casos por su alto grado de satisfacción entre los pacientes.

Se trata de un tratamiento poco invasivo e indoloro, lo que fomenta una rápida recuperación minimizando el tiempo que pasa entre que el paciente se somete a la aplicación de los hilos y su reincorporación a su actividad cotidiana.

Frecuencia del tratamiento

No hay fechas límites en la frecuencia.

Efectos secundarios

Los pacientes pueden reanudar su vida normal sin complicaciones evitando como es lógico cualquier situación agresiva con la zona tratada en el corto plazo. No debe asustarse si encuentra la zona inflamada o con hematomas, es totalmente normal, Comenzarán a remitir estos síntomas pasados 5 a 10 días. Puede recurrir al maquillaje con el fin de tapar los hematomas, pero debe consultarlo con su especialista previamente, con el fin de evitar complicaciones o cualquier tipo de reacción no deseada en la zona afectada.

Recomendaciones para el paciente después de la terapia:

Recomendaciones y consejos generales no hay ninguna recomendación especifica, cuidados de la piel como cual otro tratamiento, no requiere reposo o masaje.