Electroestimulación

¿Qué es la electroestimulación muscular?

Es una técnica que consiste en aplicar una descarga eléctrica dirigida a un músculo en concreto, para producir una contracción controlada. Es un medio terapéutico, pues controla el trabajo de las fibras musculares con un fin: reparar tejidos dañados, evitar degeneraciones y/o evitar traumatismos.
Hoy en día, todos los aparatos que desarrollan la electroterapia son completamente seguros, y utilizan un ratio de corriente que no propicia ningún daño, sólo beneficios.

El desarrollo de trajes especiales con electrodos ha generalizado la técnica, de forma que se pueden estimular varios grupos musculares al mismo tiempo, controlando la reacción por medio de un ordenador.
  • Las frecuencias más bajas se utilizan para relajar el músculo y aliviar molestias.
  • Las frecuencias bajas, consiguen que se liberen endorfinas elevando el umbral del dolor.
  • Las frecuencias medias ejercen sobre las sesiones un ligero masaje y mejoran la circulación y la oxigenación de los tejidos.
  • Una intensidad media alta trabaja de forma aeróbica las fibras musculares.
  • Cuando se eleva la frecuencia se consigue un trabajo de las fibras intermedias y se mejora la resistencia.
  • Con intensidades altas se llega a utilizar para la fuerza y el desarrollo muscular ya que se activan las fibras musculares rápidas.
  • La intensidad más alta, se utiliza para profesionales que combinan el deporte con estas sesiones de electroterapia, donde consiguen fuerza y velocidad.
  • Beneficios de la electroestimulación
  • Con apenas 20 minutos semanales se consigue el tono y la firmeza necesaria para todos los grupos musculares.
  • No necesita una forma física previa específica, por lo que puede ser muy eficaz en personas mayores.
  • Puede servir como entrenamiento complementario para deportistas profesionales.
  • No precisa movimiento por lo que puede ser utilizado en personas con problemas de movilidad.
  • El riesgo de lesiones es mínimo.
  • Equilibra la fuerza muscular, porque puede ser utilizado sólo en los grupos menos desarrollados, por la causa que fuere, y así conseguir una estabilización entre músculos.
  • El músculo gasta energía durante el proceso y en su recuperación posterior, por lo que puede ser un ayudante para mantener el peso.
  • Se debe descansar 72 horas entre sesiones para la regeneración tendinosa. Por lo tanto, NO es una técnica para todos los días.
  • La intensidad de la carga se regula según cada persona por lo que los objetivos son personales.
  • No hablamos en absoluto de sustituir la práctica deportiva. Como siempre te decimos, el deporte es tu mejor aliado para mantener y/o mejorar tu salud