Control de peso

¿Qué es control de peso?

El control de peso es mantener el peso corporal a un nivel saludable, el sobre peso y la obesidad se ha relacionado con un mayor riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares, hipertensión, algunos tipos de cáncer, diabetes, artrosis, enfermedades digestivas, enfermedades respiratorias, hiperuricemia, problemas psicosociales, etc Se considera un peso saludable, aquel que disminuye el riesgo de padecer problemas de salud, es fundamental tener hábitos saludables como tener una alimentación equilibrada, balanceada y practicar actividad física regularmente.

¿Cómo controlamos el peso?

El tratamiento ideal del sobrepeso y de la obesidad es la prevención, pero una vez establecida la enfermedad, una dieta personalizada y metabólica será el primer paso del tratamiento, , además, la intervención terapéutica debe orientarse a conseguir cambios en los hábitos alimenticios de la persona, aumento de la actividad física, apoyo conductual, y una supervisión médica constante para realizar los procedimientos y cambios necesarios al tratamiento.

Los objetivos fundamentales que conseguir en el tratamiento son:

  • Conseguir un peso adecuado a partir de una pérdida de masa grasa corporal.
  • Evitar la recuperación del peso perdido y mantener la pérdida a lo largo del tiempo.
  • Mejorar los hábitos alimentarios.
  • Mejora en el estilo y calidad de vida.
  • Incrementar la actividad física.
  • Mejorar/evitar las posibles patologías asociadas.

Sesiones

La duración del tratamiento dependerá de cada paciente y la cantidad de peso que se necesite perder, recordemos que la constancia es la clave de un tratamiento exitoso.

Beneficios

Generalmente aquello que nos mueve a adelgazar es un motivo físico o estético y los primeros resultados que comprobamos y valoramos son los que vemos frente al espejo, sin embargo, en el proceso de perder peso y sobre todo, grasa corporal, podemos encontrar otras valiosas consecuencias.

Por eso, te contamos cuáles son los beneficios no visibles de adelgazar. Sumamos un extra de motivación al plan de adelgazar mostrando que más allá de lo que muestra la báscula, el espejo y la ropa, adelgazar tiene otros beneficios no visibles sobre la salud del organismo:

Cambios metabólicos

si el adelgazamiento es fruto de cambios en el estilo de vida, el organismo sufrirá beneficios a nivel metabólico que implican una mayor eficacia para quemar grasas, para utilizar energía y sobre todo, para controlar los niveles de lípidos en el organismo, todo lo cual se traduce en menor riesgo de enfermar.

Mejoras a nivel digestivo

Un adelgazamiento a base de grasa corporal descomprime tus órganos internos, favoreciendo la digestión que además se verá beneficiada por los cambios en el estilo de vida.

Mejor descanso

el hecho de adelgazar generalmente viene acoplado a pérdida de grasa en regiones viscerales, como puede ser el cuello, lo cual descomprime las vías respiratorias altas permitiéndonos respirar mejor y descansar adecuadamente.

Menos dolores

Sufriremos menos dolores producto de la sobrecarga en las articulaciones y a causa de nuestra mala postura generada por el sobrepeso.

Mayor control

Nuestra tensión arterial estará más controlada.

Niveles normales y saludables

También nuestro nivel de colesterol y triglicéridos tenderá a los niveles normales y saludables, Todo eso hará que tengamos muchas menos posibilidades de tener problemas cardíacos y de circulación.