Carboxiterapia

¿Que es la Carboxiterapia?

Es la aplicación intradérmica de dióxido de carbono de uso medico, con el objetivo de activar la microcirculación cutánea y estimularla producción de fibras colágenas y elásticas. El principal efecto de la introducción del CO2 es una hiperdistensión: acción vascular del CO2, la cual provoca que el organismo libere sustancias tales como la serotonina, la bradiquina, la histamina y catecolamina.

Dichas sustancias activan a su vez los receptores beta-adrenérgicos, particularmente los beta-2, los cuales estimulan la lipólisis de los tejidos adyacentes.
Incluso, estimula los receptores beta adrenérgicos y acelera el proceso de lipólisis en el tejido adiposo para reducir la grasa corporal al drenar las células de desecho acumuladas para reconstruir el colágeno y desaparecer los nódulos que dan la apariencia de piel de naranja. 

Por ello, la carboxiterapia es uno de los tratamientos estéticos más utilizados para reducir la celulitis, la flacidez, el envejecimiento corporal, facial, calvicie, secuelas de acné, lipodistrofias, fibrosis post cirugías estéticas y las estrías.

¿cómo se aplica la carboxiterapia?

El proceso consiste en la aplicación de microinyecciones localizadas de CO2 mediante un equipo diseñado especialmente para este fin. Dicho equipo se encarga de controlar la velocidad de flujo del gas (contenido en un tanque), la dosis administrada y el tiempo de inyección. La introducción del CO2 se realiza por vía subcutánea, gracias a una fina aguja a la que llega el gas a través de un conducto flexible desde el equipo. El gas debe ser de tipo medicinal anaeróbico con una pureza del 99,9%.